REPETICION UNICA  

CENTRO CULTURAL DE ESPAÑA, SANTIAGO, 2005

.

 

25 dibujos, látex sobre melamina.

 

press to zoom
press to zoom
press to zoom
1/1

Agotar el pretexto


Repetición única sostiene una de las tareas a las que muchos artistas contemporáneos se abocan: construir la obra de arte hacia el espectador y generar la posibilidad de que produzca una comunicación si este se entrega a la tarea de decodificarlo, de descifrarlo. Sin embargo, la lectura que todo espectador puede realizar a una obra de arte es en sí misma autónoma, y por tanto, capaz de tener tantas interpretaciones como espectadores existan.

La serie que presenta Catalina Tuca habla del cuestionamiento de la pintura como género, de su práctica hoy y de cómo la tradición pictórica presenta la obra como única e irrepetible. Podríamos decir que las respuestas son miles pues su cuestionamiento es “el proyecto de un mensaje dotado de un gran abanico de posibilidades interpretativas”(1). Es allí donde radica el interés de lo que la obra presenta; en el envío de un mensaje que si bien sostiene una raíz teórica importante busca mas que dar una respuesta a sus planteamientos, establecer un diálogo interno en el observador. La artista produce esta obra dando una suerte de salto a lo que antes no había realizado en pintura: comunicar un mensaje conceptual en la formalidad de la imagen. Tras mantener una actividad continua en el tema del autorretrato (insistiendo por largo tiempo en sus pies) podría decirse que la artista ha querido instalarse en el límite de su obsesión, justo allí donde esta puede agotarse. La traducción al óleo del referente fotográfico en representación realista, respondía entonces a un espacio donde “no existía la posibilidad de acercarse a la pintura sin un modelo, pues toda investigación formal era realizada por y para la representación de éste”(2). Se encontraba entonces envuelta en la necesidad de dedicar el oficio al servicio del modelo. Si bien el proyecto de obra nace de una práctica prolongada, basada en la investigación meramente formal del problema del modelo como pretexto, plantea el problema de “la obra de arte”, del cuadro como imagen inédita y exclusiva de la mano creadora. La noción de autor es cuestionada, la imagen de quien es capaz de realizar “la obra” única y no series de producción ni productos. Cabe preguntar ¿dónde queda la noción de creador de un original con la novedad que siempre podría esperarse del artista? Tuca plantea esta búsqueda a través de un procedimiento específico: realizar el ejercicio del preguntarse por la naturaleza y sentido de la representación, de la mimesis en la imagen gráfica creada a partir de un modelo. El procedimiento escogido por la artista contiene también en su ejecución un quiebre en lo que se refiere al concepto de pintura, pues sabiendo que este es en su esencia el “cubrir de color una superficie”, ella no sólo no utiliza el color y se mantiene en lo monocromo, sino que además realiza el dibujo de la imagen bajo el procedimiento de la sustracción, apareciendo la línea en el raspe del negro como plano superficial sobre el soporte blanco.

La artista realiza a partir del referente fotográfico de sus pies la traducción al látex sobre melamina de un modelo ya presente en su inconsciente creativo: la serie de 25 módulos, cada uno procedente de un mismo modelo y un mismo procedimiento, pero distinto en el detalle de su reproducción. El marco es el que convierte en cuadro y objeto a cada una de estas 25 imágenes, quien nos revela esta necesidad de encontrar el original y encerrar a cada uno de ellos en un mundo propio, como toda obra pictórica.

Repetición única no es el producto acabado de una serie de ejercicios realizados al que llamamos en un momento final “obra de arte”, es más bien la obra de arte planteada como proceso de producción. Inevitable resulta entonces advertir la situación tautológica que la obra presenta, pues su preguntas obtienen no otra respuesta que lo que formalmente presenta esa búsqueda en el ejercicio y todo lo que pudiera darse como nueva duda en la puesta en escena del proceso realizado.
1 Sergio Rojas, “La obra y sus relatos”. Editorial Arcis.
2 Conversación con la artista, Noviembre 2005.

 

 

Angie Saiz